Sigiriya Sri Lanka

Sigiriya es uno de los principales atractivos, no solo del conocido como Triangulo Cultural de Sri Lanka, sino de toda la isla de Ceilán. Es más, muchos de los locales la definen como la octava maravilla del mundo. En numerosas listas que hacen referencia a maravillas del mundo moderno también es habitual que aparezca. Por ese motivo, no es de extrañar la gran afluencia de visitantes que recibe año tras año.

Sigiriya tiene mucho que ofrecernos, desde naturaleza, senderismo, relax, buena comida, historia, religión o deporte. Desde esta ciudad antigua, podremos realizar diferentes excursiones para ver otras partes de la parte central de Sri Lanka, como las ciudades antiguas de Polonnaruwa y Anuradhapura, visitar los safaris de Minneriya o Kaudulla, ver templos construidos dentro de las rocas como los de Dambulla, subir montañas como las de Rose Quartz Mountain o Pidurangala, visitar los restos arqueológicos de Ritigala o, incluso, disfrutar de la playa de Trincomalee.

En definitiva, son muchos los atractivos que tiene esta parte de la isla, así que deberéis de planificar bien vuestro viaje para no perderos nada de este espectacular país.

¿Qué ver en Sigiriya?

Sigiriya es un yacimiento arqueológico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982. Para que podamos disfrutar de la visita, recomendamos tomar una mañana entera, ya que hay muchas cosas para ver y la subida a la Roca del León nos llevará mucho tiempo, debido a la gran afluencia de turistas. Seguro que os preguntáis, ¿cuánto mide la Roca de Sigiriya? La respuesta es unos 200 metros aproximadamente.

Si no queremos sufrir el calor sofocante de las horas centrales del día, la mejor opción es madrugar y subir la roca temprano. De esta forma, cuando el sol comience a ser más intenso, nosotros estaremos realizando ya la bajada y disfrutando del resto de atractivos del recinto. En la parte de arriba de la cumbre no hay zonas para resguardarse del sol.

A continuación, estos son los principales lugares que ver en Sigiriya, desde que entramos al recinto hasta que descendemos de la Roca del León:

Jardines Reales

Lo primero que podemos visitar cuando entramos al recinto de Sigiriya son una serie de jardines acuáticos, que se extienden hasta la zona del Lion Rock. Estos jardines de agua son como piscinas y lagunas artificiales, construidas de forma simétrica, en ambos lados del camino que nos llevará hasta la roca. En temporada de lluvias, estas piscinas están llenas y son más vistosas.

Como hemos dicho anteriormente, si queremos evitar las altas temperaturas en la ascensión, nada más entremos, nos dirigiremos a la roca para subir. Después de haberla visitado, podremos visitar los jardines con más calma, ya que en esta parte hay sitios con sombra.

Frescos

A mitad camino de nuestra ascensión a la Roca del León de Sigiriya, encontraremos una pequeña galería de pinturas de mujeres pintadas sobre la propia roca. Se dice que estas bellas mujeres representan ninfas celestiales o también a las concubinas del rey Kassapa. Hay teorías que dicen que, por el buen estado y el tipo de pintura, estos frescos no pueden datar del siglo V.

Las pinturas está bien protegidas del sol, por la propia roca que hace sombra, conservando perfectamente sus colores iniciales. Está prohibido hacer fotos a los frescos. Recordamos que en nuestro viaje, un turista realizó varias fotografías y los guardias de seguridad lo arrestaron. Tener cuidado con este detalle.

Garras del León

La siguiente parada nos lleva a una gran explanada, donde hay dos cosas que nos impactarán. La primera de ellas es la estrecha escalera, en forma de zig-zag, que tendremos que subir hasta llegar a la cima de la Lion Rock. La segunda son dos grandes garras de león que custodian el inicio de la subida de la estrecha escalera.

Según cuenta la historia, estas grandes garras fueron descubiertas por el arqueólogo Bell, durante sus excavaciones en 1898. En la actualidad, solo se conservan los primeros escalones y las garras, pero en el siglo V había un enorme león de ladrillo en esta parte de la roca. Este gran felino, recordaba a los locales que Buda era un Sakya-Simbra y que lo que decía era tan verdadero y real como el rugido de un gran león.

Cima Sigiriya Rock

La cima de la torre, a 370 metros de altura sobre el nivel del mar, ofrece unas vistas espectaculares. Aquí fue donde el antiguo rey Kassapa construyó su fortificación. A pesar de que a día de hoy, solo quedan los cimientos, se puede apreciar la magnitud e importancia de dicha construcción.

Es importante hidratarse y comer algo, para reponer las fuerzas gastadas en la ascensión. A ser posible, tendremos que llevar una gorra o sombrero para que el sol no haga acto de presencia en nuestra cabeza.

Cueva de la Capucha de la Cobra o Cobra Hood Cave

En la parte baja de la roca, podremos encontrar el cobra hall, una pequeña proyección de roca con forma de cabeza de serpiente. El interior de esta pequeña cueva tenía esculpido pinturas de animales y algunas flores.

Museo de Sigiriya

El museo se sitúa cerca de las taquillas para comprar nuestro acceso a la Roca de Sigiriya, por lo que aconsejamos visitarlo después de la ascensión, donde el calor será más sofocante. En su interior podremos conocer más sobre la historia de la ciudad, donde se entremezclan las dos teorías sobre el origen de la ciudad (monasterio o palacio del rey Kassapa).

Además, de contemplar la impresionante maqueta de la roca, también podremos descubrir y conocer con más detalles, las rutas comerciales que conectaron a Sigiriya con el Imperio Romano, China, India o el Golfo Pérsico.

Si no sois unos apasionados de los museos podéis omitir esta visita, aunque siempre está bien conocer un poco más la historia de los lugares que visitamos, ya que nos dan una visión diferente de lo que estamos viendo.

¿Cómo llegar a Sigiriya?

La antigua ciudad de Sigiriya se encuentra ubicada en el distrito de Matale, cerca de las ciudades de Habarana y Dambulla. Ambas ciudades pueden servir de campamento base para visitar Sigiriya y otros atractivos turísticos cercanos como los parques nacionales de Minneriya y Kaudulla.

Desde Dambulla, podemos llegar a Sigiriya en tuk-tuk por un precio aproximado de 900 LKR. Otra opción que tenemos es alquilar una bicicleta (350 LKR/dia) o una moto (1500 LKR) en nuestra pensión y realizar los 17 km de recorrido. El trayecto es sencillo. Saliendo de Dambulla, dirección Habarana, tomaremos el cruce a la derecha en Inamaluwa y seguiremos por la carretera B162 hasta llegar a nuestro destino.

Desde Habarana, podemos llegar a Sigiriya con los mismos medios de transporte, es decir, tuk-tuk, bicicleta o moto. Dependerá de nuestro presupuesto y de lo que queramos hacer en ese momento.

Historia de Sigiriya

La historia de la roca y ciudad de Sigiriya está llena de contradicciones sobre su origen. La leyenda que parece ser más aceptada es que la roca fue la residencia del rey Kassapa a finales del siglo IV d.C, donde, después de matar y derrocar al rey Dhatusena de Anuradhapura (su propio padre), decidió asentarse en zona segura. La roca, además de residencia del rey, también tenía un uso militar debido a su posición estratégica en lo más alto de Sigiriya.

Con el paso de los años, parece ser que ha ido cogiendo fuerza otra teoría sobre el origen de Sigiriya. El Dr. Raja de Silva sostiene que el lugar ya existió muchos años antes al reinado del rey Kassapa y, su finalidad era servir de monasterio budista tanto para ritos Mahayana como Theravada.

El Dr. Silva cree que Sigiriya no pudo ser nunca un palacio o la residencia del rey Kassapa ya que carecía de instalaciones para el baño, bastidores para las innumerables ventanas, cimientos para las paredes de carga o ausencia de bases de piedra, entre otros elementos arquitectónicos.

Nunca sabremos el origen real de este lugar, si fue un sitio de culto budista o un palacio real. Lo que si sabemos es que, merece la pena visitarlo, para conocer un poco más de la historia de este fantástico país.

Excursiones qué hacer en Sigiriya

A pesar de que la Roca de Sigiriya es una de las principales atracciones turísticas de Sri Lanka, existen otros lugares increíbles que ver en Sigiriya.

Pidurangala Rock

A poco más de 1 Km de la roca de Sigiriya podemos encontrar la Roca de Pidurangala, el lugar ideal para ver la roca de Sigiriya con todo su esplendor y magnitud, así como también los valles que se sitúan en las faldas de ambas rocas. Sabiendo que las vistas son increíbles desde ambos lugares, muchos viajeros recomiendan la subida a Pidurangala para ver el amanecer, con vistas a Sigiriya, para después dirigirse a la Roca de Sigiriya para ver el atardecer.

En Pidurangala, existen diferentes yacimientos arqueológicos que visitar, para entender la cultura, la historia y la forma de vivir de sus antiguos habitantes. Los lugares más representativos son los siguientes:

  • Old Dageba
  • Chapter House
  • Boodhigaraya
  • Preaching Hall
  • Image House
  • Boundray wall
  • Edificio de residencia Bikku en la roca Pidurangala
  • Cueva del Buda reclinado Imagen
  • Ruinas de Dagabas

La mayor parte de las ruinas de Pidurangala se ubican frente al templo, por lo que no es necesario subir escaleras. El Pidurangala Vihara no es tan grande como el de Dambulla ni tampoco tiene tantas estatuas de Buda, pero vale la pena visitarlo durante unos minutos.

A la derecha del templo hay un pequeño sendero que no llevará hasta la estatua del Buda Samadhi. Su extraordinario estado conversación parece como si se hubiera instalado hace pocos años. Si seguimos subiendo por dicho camino llegaremos a la cima de la montaña. El trayecto para subir a Pidurangala, dependiendo del ritmo que llevemos, puede llevarnos unos 20 minutos. La mayor parte de la subida es sencilla, pero tendremos que prestar atención en algunos tramos, debido al estado del camino.

A medida que vamos subiendo, encontraremos una serie de pequeñas cuevas que albergan en su interior imágenes de Buda. La más importante es una estatua de Buda reclinado de unos 14 metros de longitud. Al parecer, dicha estatua fue construida en ladrillo y data de los tiempos del rey Kassapa.

La cima se encuentra a tan solo 5-10 minutos más. Esta parte del camino puede ser un poco complicada para algunas personas, debido a las rocas, aunque el sendero en sí no es peligroso. Una vez que lleguemos a la cima, solo queda que disfrutar del paisaje, donde tendremos un lugar privilegiado para ver la espectacular Roca de Sigiriya.

Como os hemos dicho antes, es increíble ver el amanecer desde este punto, con la Roca de Sigiriya de fondo. Para hacernos una idea, tendremos que llegar unos 45 minutos antes del amanecer. Vale la pena madrugar para disfrutar de ese momento en lo alto de la Roca de Pidurangala.

Templo Real de la Roca de Dambulla

El complejo del Templo Real de la Roca de Dambulla se encuentra a poco más de 30 minutos en coche de Sigiriya. La cercanía con Sigiriya y el excelente estado de conservación del interior de las cuevas, hacen que su visita sea muy recomendable.

Después de subir durante unos 10-15 minutos diferentes escaleras, llegaremos a los templos. A pesar del esfuerzo, la recompensa vale la pena, sobre todo por las estatuas de Buda de su interior y las vistas desde lo más arriba. Recomendable subir al atardecer.

En total, son cinco templos diferentes para descubrir, alineados uno al lado del otro, para que sigamos un orden establecido. En el interior de las cuevas, podremos contemplar diferentes estatuas de Buda, así como pinturas magníficamente conservadas, tanto en paredes como techos.

Rose Quartz Mountain

La Montaña de Cuarzo Rosa es la más grande de su tipología que puedes encontrar en todo el sudeste asiático, por lo que si tenemos días suficientes en Sigiriya, vale la pena visitarla. No penséis que la montaña es de color rosa brillante, pero si tiene un color rosa polvoriento. Mientras caminemos veremos el cuarzo debajo de los pies.

Si nos alojamos en Sigiriya, el trayecto a la Rose Quartz Mountain nos costará unos 50 minutos. Una vez allí, tendremos que hacer la ascensión que, dependiendo de nuestro ritmo, nos puede llevar una hora aproximadamente. A pesar de que tiene partes que son empinadas, el sendero no es complicado para la mayor parte de personas. Antes de comenzar la ascensión deberemos de pagar 5$ para subir a la montaña. Utiliza zapatos con buen agarre y cómodos.

Para llegar a Rose Quartz Mountain tenemos que buscar en Google Maps Jathika Namal Uyana, que es el nombre del bosque y la montaña.

Anuradhapura

La ciudad de Anuradhapura es Patrimonio Mundial de la UNESCO. Según cuentan los historiadores, hay evidencias de su existencia desde el siglo X a. C. En la actualidad, Anuradhapura sigue siendo una ciudad sagrada para los budistas, repleta de templos y monasterios para visitar en sus 42 km2 de superficie.

En la oficina de turismo de Anuradhapura podemos adquirir el pase del Patrimonio Mundial de la UENSCO que incluye la entrada a los principales lugares, templos y monasterios de la ciudad. Su precio ronda los 25$.

Los viajeros tienen muchos lugares para visitar en la ciudad, por lo que si no os queréis perder nada, la mejor opción es hacer el recorrido con un guía de Sigiriya. Se puede contratar el tour por un día. De esta manera podremos conocer más datos sobre la historia, la cultura y la religión de los lugares que visitamos.

Polonnaruwa

Polonnaruwa es otra de las ciudades de Sri Lanka declaradas Patrimonio de la Humanidad. A pesar de ser más pequeña que Anuradhapura en superficie, es una ciudad con muchos lugares para visitar y cosas por descubrir. Además, debido a su menor tamaño, es posible recorrer la ciudad montando en bicicleta.

Entre los mejores lugares que visitar en Polonnaruwa encontramos el Palacio Real, el Sacred Quadrangle, y el Gal Vihara, donde podremos contemplar cuatro Budas perfectamente tallados en la roca. El pase para visitar la ciudad cuesta, al igual que en Anuradhapura, unos 25$ por persona.

Ritigala

Si dispones de poco tiempo en Sigiriya o simplemente no quieres pasar un día entero por Anuradhapura o Polonnaruwa, tienes una buena alternativa: Ritigala. Aquí se conservan las ruinas de esta enorme ciudad que según narran los historiadores, existió hace más de 1000 años. Por desgracia, con la invasión de los británicos, muchas ruinas fueron destruidas.

Es un lugar tranquilo y auténtico, que no se incluye en los tours turísticos, por lo que podréis disfrutar del lugar sin agobios. En la entrada del complejo, os darán un mapa y una serie de indicaciones para no perderos y que podáis disfrutar de vuestra visita. Las ruinas están dentro del bosque, por lo que también podemos disfrutar de la naturaleza durante nuestro recorrido.

Desde Sigiriya, tenemos algo más de una hora de viaje en coche. Otra opción es contratar la excursión con algún guía de Sigiriya.

Parque Nacional Minneriya/Kaudulla

El Parque Nacional Minneriya es, sin lugar a dudas, uno de los mejores lugares para ver elefantes en Sri Lanka. El parque cuenta con una superficie total de unas 8890 hectáreas, por lo que solo se puede visitar en jeep.

La mejor época del año para ver la gran reunión de elefantes en Minneriya (pueden llegar a reunirse hasta 350 elefantes) es de julio a septiembre. En el caso de que visites la zona en otras épocas del año, recomendamos visitar los parques nacionales de Kaudulla y Wasagamuwa. El Parque Nacional de Minneriya es una gran opción para hacer un safari de elefantes en Sri Lanka, sobre todo por estar menos concurrido que los parques nacionales de Yala o Udawalawe.

¿Dónde alojarse en Sigiriya?

En las proximidades a Sigiriya no paran de abrirse de hoteles, pensiones y otros alojamientos para albergar al creciente turismo interesado en visitar Sri Lanka. Alojarte en esta zona puede ser interesante debido a su tranquilidad y como campamento base para visitar otros lugares cercanos como Dambulla, Polonnaruwa o los parques nacionales de Minneriya y Kaudulla.

A continuación, os indicamos algunos hoteles en Sigiriya recomendables para alojarnos:

  • Hotel Sigiriya
  • Aliya Resort and Spa
  • Lion Lodge
  • Jetwing Vil Uyana
  • Camelia Resort & Spa
  • Roo Mansala Sigiriya
  • Sigiriya King’s Resort
  • Amaara Forest Hotel Sigiriya
  • Water Garden Sigiriya
  • Kassapa Lions Rock
  • Kaveri Ayurveda Resort
  • Sigiri Rock Side Home Stay

¿Dónde comer en Sigiriya?

En todos los hoteles y pensiones existe servicio de comidas, por lo que no deberemos de preocuparnos por la cena después de un intenso día por Sigiriya y alrededores. De todos modos, en el pueblo y alrededores también tenemos otras opciones para tomar algo.

A continuación, tenéis un listado de lugares donde probar las delicias locales o saborear platos de otras partes del mundo:

  • Gamagedara Village Food (cocina ceilanesa)
  • Mango Tree Restaurant (cocina asiatica)
  • Wijesiri Family Restaurant (cocina ceilanesa)
  • One More Bite Café (cocina hindú)
  • Pradeep Resturant (cocina asiatica y ceilanesa)
  • Ahinsa Restaurant (cocina ceilanesa)
  • The Kitchen Restaurant (cocina asiatica y ceilanesa)
  • Espresso Italiano (café)
  • Roy’s Hut (cocina ceilanesa)